Grandes Ideas (2): Sigue el camino de baldosas amarillas

Llevo mucho tiempo sin escribir, es cierto. No es que me haya olvidado del blog, en absoluto. Llevo tiempo sin poder conectarme el tiempo suficiente a internet, y últimamente paso más tiempo ordenando fotos y leyendo que pensando en publicar otro post. De todas formas se me acaba el visado, así que dentro de unas tres semanas estaré de vuelta, muy a mi pesar. Desde la comodidad de mi apartamento os iré contando poco a poco cosas interesantes que he podido apuntar en este viaje. Por otra parte, espero que todo esto sea un entrante de lo que será el banquete si finalmente consigo venirme a vivir a Japón.¿Y por qué me gustaría vivir en Japón? (Esa pregunta no necesita respuesta, pero sí justificación) Aparte de amar este país hasta la médula, quiero saber cómo es. Y una de las cosas que más me gustan, en cuanto al desarrollo de los servicios sociales y la ciudad se refiere, es su pragmatismo. La enorme metrópolis de Tokyo es un claro ejemplo de cómo el pragmatismo supera a la estética, y cómo eso no hace más infelices a los ciudadanos. Pueden ser infelices, pero hay otras razones.

Hay varias cosas que me gustaría comentaros. Espero que me disculpéis si soy impreciso, pero aún no me he reunido con las personas que podrían explicarme a fondo todos estos temas. Lo que vengo a comentaros parte de observaciones personales.

En Japón las señales abundan, tanto sonoras y visuales, como táctiles. Esto está especialmente pensado para las personas con deficiencias. Claro ejemplo de ello son las líneas de referencia para las personas con deficiencias visuales. Estas referencias son caminos de color amarillo con una serie de relieves que permiten saber si en un momento dado hay una puerta, un cruce de caminos o un giro, o simplemente hay que seguir adelante. El camino recto se marca con líneas rectangulares perpendiculares. Cuando hay un cruce de caminos, o una puerta cercana, el relieve cambia a círculos. Es posible caminar sobre estos caminos sencillamente utilizando calzado blando, como zapatillas deportivas. A ciegas, es posible caminar sobre ellos sin tropezar, y sin apenas necesidad de un bastón (doy fe de ello). Además, en las estaciones de tren o metro, cuando hay cerca una escalera, hay señales auditivas (en algunos sitios el trinar de alguna especie de pájaro, para gozo de los ornitólogos como mi amigo José Carlos). Ni que decir tiene que el anuncio de la llegada y partida de trenes se anuncia en japonés y en inglés en la mayoría de los casos, y que además el cierre de las puertas se anuncia con una música para cada línea.

Camino 1

Camino 2

En cuanto a prevención de desastres, Japón está también bien entrenado. Hace unas semanas pasó el tifón número nueve, y pudimos ver en televisión información precisa durante 24 horas, incluso de madrugada. Mucha antes, en el único terremoto que he sentido aquí, que fue a comienzos de agosto y de madrugada, unos segundos después de pasar el temblor encendí la televisión y no tardaron en dar información precisa del mismo. Justo después del terremoto de Perú, de madrugada, encendí también la televisión y la mayoría de cadenas mantuvo en la parte inferior izquierda de la pantalla un mapa de Japón indicando una alerta de Tsunami, con la hora estimada a la que se podría producir, y las zonas a las que podría afectar.

Pero no sólo eso. Caminando una noche por Ginza, Fidel y yo encontramos en una obra un medidor de ruido y frecuencia, que no sabemos muy bien para lo que era, pero que seguramente tendrá una buena utilidad (¿detección de seísmos, tal vez?). Las obras en curso también suelen estar llenas de información. Lo bueno de estas es que te indican el plazo de comienzo y también en el que se estima que la obra finalice. Por ejemplo, el nuevo edificio del Môdo Gakuen, en Shinjuku, tiene un cartel en el que se va indicando en qué parte se encuentra el proceso de edificación. Además de eso, todas las obras tienen otro panel informativo bastante completo.

Modo Gakuen 1

Modo Gakuen 2

Estas, y otras cosas que ya os iré comentando, son las que me gustan de este país. Es reducción de incertidumbre, y “casi todo” lo que sea reducción de incertidumbre me mola. Nos leemos en el próximo post, hasta pronto.

Anuncios
Grandes Ideas (2): Sigue el camino de baldosas amarillas

2 comentarios en “Grandes Ideas (2): Sigue el camino de baldosas amarillas

  1. Fascinating blog! Is your theme custom made or
    did you download it from somewhere? A theme like yours with a few simple tweeks would really make my blog stand out.
    Please let me know where you got your design. Thanks a lot

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s