En el Mitama Matsuri, festival de verano de Yasukuni Jinja

Mitama Matsuri at Yasukuni Jinja

Hoy es el último día del Mitama Matsuri(みたま祭り). Este festival, que se ha celebrado en 2012 del 13 al 18 de julio, tiene lugar en el templo más polémico de la geografía japonesa, Yasukuni Jinja(靖国神社). Allí, como recordaréis, se recuerda a los caídos en los conflictos bélicos en los que ha participado (o ha sido causante) Japón desde el siglo XIX, con el inicio de la era Meiji, entre los que se recuerda varios criminales de la Segunda Guerra Mundial (era Shôwa). Sin embargo, nos olvidamos momentáneamente de las polémicas políticas para poder disfrutar de uno de los festivales de verano más populares y atractivos de los que se celebran en Tokio.

Mitama Matsuri at Yasukuni Jinja

Este festival, que comenzó a celebrarse en 1947 (Shôwa 22), se celebra en honor a las almas de los fallecidos, los que ya no están entre nosotros. La peculiaridad del mismo es que se iluminan en todo el recinto del templo, desde la entrada, alrededor de 30.000 linternas de papel. Por supuesto, como cualquier otro festival, cientos de puestos de comida se alinean a lo largo de la entrada y en los accesos. Entre la variedad, encontramos Takoyaki, Yakisoba, Monjayaki, Kasutera, Karaage… y por supuesto cerveza.

El festival comienza a las 18:00 y finaliza a las 21:30, hora a la que se comienza a apagar el alumbrado. Por lo demás, los contenidos suelen ser muy similares al resto de festivales que se celebran en Japón: pequeños puestos con típicos juegos de feria, bailes tradicionales, taiko y paseo de palanquines.

Mitama Matsuri at Yasukuni Jinja

Una de las cosas más graciosas que he visto este año ha sido una especie de pasaje del terror basado en el personaje de “Hebi Onna”(蛇女), la mujer serpiente. Gracioso y encantador, con maniquíes que pretendían dar miedo manejados con cuerdas por una chica sentada en la misma entrada. Todo muy artesanal. Lo más curioso es que pese al aspecto rancio, las chicas gritaban y los niños lloraban. En esos momentos uno comprende que también el terror se entiende de otra manera en culturas distintas.

Os dejo con algunas fotos del festival, y con un vídeo en el que podéis escuchar el ambiente de un típico matsuri japonés.

Mitama Matsuri at Yasukuni Jinja

Mitama Matsuri at Yasukuni Jinja

Mitama Matsuri at Yasukuni Jinja

Mitama Matsuri at Yasukuni Jinja

En el Mitama Matsuri, festival de verano de Yasukuni Jinja

Preparando una rica tempura de cera

Tempura de Cera

Al pasar junto a muchos restaurantes y bares japoneses es común ver escaparates con algunos de los platos que se sirven dentro. Los que habéis visto el interesante documental de Wim Wenders ‘Tokyo-ga’, ya sabéis de sobra que se trata de platos fabricados con cera, y no de comida real (¿se puede embalsamar comida?). Hoy día la mayoría de estos platos no están fabricados con cera, sino con un tipo de plástico que, por supuesto, soporta el calor y dura mucho más. Esta es una profesión que viene ejerciéndose ya desde hace más de 60 años, y que va adaptándose a las ventajas de los nuevos tiempos. Requiere de mucha habilidad y paciencia, porque fabricar una tempura puede ser sencillo, pero imagino horrores para preparar soba, udon, nigiri sushi, un simple bol de arroz, un filete o una hamburguesa, y que tenga un aspecto tan apetecible.

He tenido la suerte de poder apuntarme a una clase para aprender ha fabricar una pequeña muestra de falsa comida de muestrario. Si vosotros también estáis interesados, podéis entrar en www.yamato-sample.com y apuntaros a una clase si estáis o pensáis venir a Tokio y queréis hacer algo distinto. También podéis preparar copas de helado, cupcakes, cucharas con ramen o chahan, y otras muestras de comida hechas con plástico, y crear vosotros mismos un llavero o colgante para el móvil personalizado.

El modo en el que se fabrica una tempura no es demasiado complicado. En esta ocasión, lo único que he aprendido a hacer es el rebozado con cera. El proceso podéis observarlo en las fotos.

Primero es necesario tener un recipiente con cera caliente, y otro con agua fría. Con un vaso de papel, vertemos cera en el agua fría poco a poco, sin dejar agujeros, y extendiéndola lo suficiente como para “rebozar” la verdura o la gamba de cera de la que ya disponemos.

Tempura de Cera

Tempura de Cera

Tempura de Cera

Seguidamente colocamos la pieza de cera de verdura o la gamba encima de esa masa, cuidadosamente, y lo vamos envolviendo desde abajo, con las manos, sin ejercer demasiado presión. Una vez bien envuelto, le damos la vuelta a lo rebozado para que se enfríe toda la pieza.

Tempura de cera

Tempura de Cera

Tempura de Cera

Tempura de Cera

Finalmente lo dejamos secar en el papel, y procuramos no acercarlo a una fuente de calor (cosa imposible en este verano tokiota).

Os dejo también un pequeño vídeo para que veáis cómo se envuelve y se prepara una gamba. Muy sencillo.

Como podréis imaginar, mi tempura de calabaza y gamba ha llegado bastante perjudicado a casa, aunque aún tiene aspecto apetecible. Espero que ninguno de mis compañeros de piso venga borracho y con hambre, y le de un mordisco al invento.

¡Ah! Un último consejo. No recalentar en el microondas.

Preparando una rica tempura de cera